Categoría
Compartir
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on email

La espada de San Miguel: 7 Santuarios unidos entorno a su devoción (parte 9)

Categoría
Compartir
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email

Monasterio Stella Maris (Haifa, Israel) - Monasterio del Carmelo

Stella Maris es Estrella de la Mar en español, hace referencia a una de las advocaciones de nuestra Madre Santísima. Bajo esta advocación nace la orden de los carmelitas, Orden que ha visto crecer a santos como: Santa Teresa, San Juan de la Cruz, Santa Edith Stein y Santa Teresita de Lisieux.  Cabe resaltar que San Simón Stock es quien recibió de manos de la Santísima Virgen el Escapulario que aún hoy en día es parte de nuestra tradición.

Estrella-DE-la-Mar
Google Maps

Traducido al español, Carmelo significa «Jardín de Dios». Se encuentra en Samaria a treinta kilómetros de Nazareth, es un monte de la ciudad de Haifa. En el Antiguo Testamento vemos su nombre en el Cantar de los Cantares donde se le menciona como el lugar que es símbolo de la belleza de la esposa o también es el lugar del que el Profeta Elías profetizó la venida de la Virgen y donde venció a los profetas de Baal.

Monte-Carmelo-Monasterio
Imagen de Bernie Silva en Pixabay

Este monasterio es nuestra última parada en este viaje por la Espada de San Miguel Arcángel. A diferencia de los demás, éste monasterio está dedicado a nuestra Madre Santísima y al Profeta Elías. De ella deviene su nombre, sin embargo en los primeros años del monasterio, en la época bizantina, algunos eremitas lo escogieron como lugar de culto al Arcángel San Miguel. 

Es en el Siglo XII cuando se convierte en el lugar para la Orden de los Carmelitas. Un grupo de eremitas guiados por San Brocardo. Tuvieron su propia regla y fue aprobada en el Siglo XIII. Y en el Siglo XIV es que San Simón Stock recibió de María Santísima el Escapulario Carmelita.

Y como bien sabemos, es tradición de nuestra Iglesia terminar honrando el nombre de nuestra Madre Santísima, la Virgen María. Qué mas acertado que nuestro recorrido de la mano de San Miguel Arcángel tenga como punto final, pero que en realidad es un punto nuevo de inicio, a nuestra Madre Santísima, El nos ha llevado a los brazos de nuestra Madre Celestial.

Santa María, ruega por nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subscribirme al blog

Más Artículos

Súmate a nuestro Apostolado. Tienes cinco opciones: orar, voluntariado, donar, adquirir material ó comprar en Amazon.

Sobre nosotros

La Fundación busca la expansión del Reino de Dios a través de su Apostolado. 

Más artículos

Manos1

Este sitio web utiliza cookies para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies.

Abrir chat
1
Hola.
Aquí puedes hablar con nuestra colaboradora ¿Cómo podemos ayudarte?
IMPORTANTE: QUERIDO USUARIO, si tu consulta es de carácter personal o espiritual, por favor envíalo a consultas@fundacionsma.org o crea un ticket para el departamento de consultas en https://soporte.fundacionsma.org/